Panderos chamánicos

El pandero chamánico es un tambor de marco fácil de tocar. Se sujeta por la parte posterior sin tocar el marco, lo que le proporciona una gran sonoridad. Suelen utilizarse para meditación, rituales, o por el  mero placer de disfrutar de su sonido. Recomentamos comprar los que llevan algún  sistema de tensores ya que, dependiendo de la humedad del ambiente, el parche cambia de tensión (si es de piel natural). Si no lleva tensores,  la única  forma de ajustarlo es aplicando calor (si está destensado) o humedeciendo la  piel (si está muy tenso). Esto es engorroso y, además, con estos procedimientos, la tensión vuelve a recuperarse en poco tiempo. Con los tensores, es mucho más  sencillo  y  práctico. Si entras a ver los  artículos, observarás  que los tenemos con  3 sistemas de tensores:

  • con llave allen (los de Victor Barral)
  • con  bomba de bicicleta (los de Tumtaka)
  • manualmente moviendo unos nudos que lleva el  cordaje (los de Juanjo Paniagua)

Hechos en piel o de parche sintético. Incluyen baqueta.

filtros activos